El baile, otra rama artística que busca sobrevivir a las secuelas de la pandemia por COVID-19

Aunque algunos cayeron en batalla, varios grupos y escuelas de baile salvadoreños siguen luchando para mantenerse a flote en esta etapa.

descripción de la imagen
Las escuelas de baile están luchando para mantenerse activas. / Foto Por cortesía Henry Urías

Por Elis Silva

2021-04-24 2:00:33

La danza fue una de las ramas del arte más afectadas por la cuarentena y las secuelas de la pandemia en el mundo. El Salvador no es la excepción, la suspensión de eventos y el temor al contagio ha evitado que el público se vuelque de nuevo a los espectáculos.

Fuera de la danza clásica, hablando específicamente de las instituciones dedicadas a los géneros modernos, estos también se vieron afectados de gran manera.

No todas estas academias lograron salir a flote, muchas cerraron y otras siguen en el intento de recuperarse, pero el proceso ha sido lento.

Lee también: “Kiko” confesó que tras recibir miles de insultos se retiró de la política

Dentro de la amplia oferta de agrupaciones coreográficas se encuentra MadHouse —amante del hiphop y sonidos urbanos—, que desde el 2015 ha logrado atrapar al público con su propuesta coreográfica, la cual se vio pausada durante el "encierro" y ahora trabaja de manera intermitente.

La especialidad de MadHouse es el género urbano. Foto: cortesía MadHouse

"Dentro del gremio artístico nos afectó la suspensión total de nuestros eventos, ya que todas las actividades de espectáculos fueron suspendidas y hasta la fecha aún no han sido reanudadas en su totalidad", expresó Grace Ramírez, una de las líderes del grupo artístico.

MadHouse revivió sus ensayos en septiembre de 2020, "con una estricta preparación para satisfacer y llevar el mejor de los shows al público ante el que se presente". Pero todavía faltan muchos peldaños por escalar.

No te pierdas: Nicolle Figueroa nuevamente es tema de disputa por su forma de bailar la cumbia salvadoreña

Por su parte, el líder y fundador de Style Dance Company, el reconocido bailarín Henry Urías, reconoció que hubo una muy mala racha a nivel nacional e internacional, incluso él tuvo que hacer cambios drásticos.

"Con lo de la pandemia pensamos que se podían hace clases en línea (...) pero no funcionó a su totalidad, quizá solo un 50 %. La gente estaba con displicencia, decían 'mejor me voy a quedar dormido, no voy a hacer nada'", destacó este artista.

Henry Urías ha trabajado mucho para mantenerse como uno de los favoritos. Foto: cortesía Henry Urías

Añadió que el sedentarismo reinó en esta temporada y afectó a niños, jóvenes y adultos. Recalcó que gran parte de la población se vio perjudicada por el estrés debido a la falta de interés por las actividades físicas.

El maestro de baile, con una amplia trayectoria también en los medios de comunicación, comentó que varios de sus colegas tuvieron que cerrar sus escuelas.

"Algunas cerraron, la mayoría cerró, en mi caso tuve que cerrar, entregar (el sitio) donde estaba. Ya estamos en otro lugar, pero todavía no ha sido fuerte la recuperación", añadió Urías.

En MadHouse también buscaron todas las herramientas y alternativas posibles para seguir en pie.

Te puede interesar: ¡Cumple 50 años! Lo que no sabías de Alejandro Fernández

"Cuando quitaron algunas de las limitantes de la cuarentena y ya se podía salir a la calle con todo el protocolo de bioseguridad iniciamos de nuevo nuestros ensayos para la preparación de un espectáculo actualizado y así poder presentar un show novedoso a nuestro público", detalló Grace.

Este conjunto está conformado en la actualidad por 10 bailarines salvadoreños entre 18 y 25 años de edad, tanto hombres como mujeres con "expectativas, mucha energía y por supuesto con la pasión por el baile".

Grace es una de las líderes de MadHouse. Foto: cortesía MadHouse

Paulatinamente las cosas han retomado su curso, pero muchos se quedaron en el camino.

"Estamos agradecidos primero con Dios porque en otros países hay colegas que no han abierto todavía y no van abrir este año", explicó Henry Urías, quien añadió que año tras año las escuelas asisten a tomar clases, talleres y seminarios para competir, pero en este 2021 las cosas no han resultado tan favorecedoras.

"Nos sentimos afortunados por el hecho de que por los menos tenemos abierta la escuela, los alumnos van llegando poco a poco, pero podemos ver que la gente se va acercando", añadió.

Un camino con dificultades

Aunque algunos no lo crean, en El Salvador existe una gran cantidad de escuelas de baile, de renombre y también las hay nuevas, entre ellas están Crash, Salsalatina, Balaré, FreeStyle, Dance It Out, Ritmo 7 o Jazzin Dance Studio, esta última es una leyenda en el país y recién reabrió sus clases presenciales.

Muchas de estas instituciones han logrado sobresalir por sus propios medios a pesar de las limitantes, como la "falta de recursos materiales y económicos, la falta de apoyo al artista salvadoreño en proyectos culturales o iniciativas para promover el baile a la niñez y la juventud salvadoreña, solo son algunos de los factores que día a día afectan a nuestros artistas", explicó MadHouse.

Lee: La travesura que volvió a repetir Billy Calderón en el baño de un avión

El objetivo de todos los involucrados es vivir de su arte.

"Lo tratamos de recuperar intentando tener actividades para mejorar nuestra economía, porque, como repito, el gremio artístico se ha visto extremadamente afectado, ya que dependemos a un 100 % de nuestros eventos para vivir", expresó Grace.

Style Dance Company está retomando su rumbo. Foto: cortesía Henry Urías

Con ella coincide Urías, quien destacó que espera recuperar el tiempo perdido con los eventos que se vieron pospuestos, como bodas, actividades en centros comerciales, etc.

"Creo yo que vamos por buen camino en ese sentido y espero que por los menos en unos tres meses más esto se recupere, para que nuestra temporada alta, que es octubre, noviembre y diciembre, sea favorables para nosotros", señaló Henry, quien ya abrió las puertas de su Style Dance Company.

Las ganas y energías están al tope, por ejemplo, el Gremio de Academias de Salsa y Bachata de El Salvador (Asbesa) ya organizó el "Primer Salsa y Bachata ASBESA Congress 2021", que se llevará a cabo el próximo 8 de mayo.

Los involucrados en este rubro tienen como meta un resurgir exitoso, aunque siempre esperan el apoyo de las autoridades oficiales para lograr ver a todos los involucrados beneficiados.