“Tigana” Meléndez y “Carucha” Corti, los cerebros de la final Águila – Alianza

Milton "Tigana" Meléndez y Ernesto "Carucha" Corti se vuelven a enfrentar en una final de Liga Mayor. El salvadoreño quiere su primer título como entrenador, el argentino otra consolidación más en la Primera cuscatleca

descripción de la imagen
Ernesto Corti (Águila) y Mlton Meléndez (Alianza). Foto: EDH | Archivo

Por Robbie Ruud

2021-01-29 9:00:50

Hablar de Milton Antonio “Tigana” Meléndez es citar a uno de los máximos referentes históricos del equipo de Alianza. “Tigana” como futbolista ganó un total de cinco ligas en la Primera División de El Salvador entre 1987 y 2001, periodo para el que prestó servicios en el primer equipo paquidermo como volante ofensivo.

En otras ocasiones Meléndez también trabajó como un delantero quien cubriese las espaldas al “nueve” de referencia, como un atacante retrasado y con mucho gol.

“Tigana” puede presumir de ser uno de los pocos “One Club Men” del equipo y probablemente uno de los más exitosos en la historia del conjunto paquidermo. El susodicho ganó su primer torneo en el circuito mayor en la campaña 86-87, luego se llevó también las ediciones 89-90, 93-94, 96-97 y el Apertura 98.

El ahora entrenador de Alianza compartió la volantía capitalina con grandes nombres como Ramón “Pitufo” Pacheco, Óscar Biegler, Carlos Medrano, Raúl Toro, Julio César Pereira, Efraín “Chirolón” Burgos, Adonai Martínez, Juan Carlos Serrano, Óscar Navarro, Carlos Villarreal, Alejandro Larrea y Eduardo Cocherari.

Tal y como lo hace en el presente, “Tigana” fue un gran líder no solo pisando el césped, sino también en el vestuario, ahí donde varias generaciones respetaron su figura y capacidad para alentar y también poner la reflexión en el grupo albo de turno.

Con Alianza el “Tigana” también sabe lo que significa morder el polvo una final como jugador y es que fue subcampeón para las campañas 91-92 y 92-93, cuando los albos perdieron sendas finales ante Luis Ángel Firpo, uno de los más duros equipos pamperos que se recuerdan.

Cárdenas, Adonay Martínez, Unaka, “Chino” Rosales, Rojas, Alejandro Curbelo, “Niky” Chávez y Clara, Abajo: Sosa, Leo Rodríguez, Milton “Tigana” Melendez, “Kin” Canales, y Elías “Chilena” Montes. Foto: Deportivas Cuscatlán

Luego de su etapa como jugador Meléndez empezó rápidamente a entrenar equipos como los extintos Coca-Cola, Brasilia, Chalatenango y Universidad de El Salvador. En 2014 volvió finalmente al Alianza como coordinador técnico/director deportivo de la mano de Lisandro Pohl.

En el Apertura 2016 su gran oportunidad llegó, comandó el equipo albo y lo guió a la final contra el Santa Tecla FC. “Tigana” terminaría con la miel en los labios aquel 18 de diciembre luego de que Washington Sebastián Abreu desbaratara los planes albos tras dos goles con la testa para darle la corona al equipo tecleño (2-3).

“Zarco” Rodríguez tomó tras aquella finalísima el puesto de Meléndez al frente del cuerpo técnico de Alianza tras hacer lo propio con Metapán. Meléndez entonces siguió en el equipo paquidermo desempeñando el rol de coordinador técnico/director deportivo, hasta que en este 2021 otra oportunidad más para dirigir a la escuadra alba llegó.

“Tigana” encadenó en 2021 un total de 5 victorias consecutivas para Alianza incluyendo una goleada en el duelo de ida por las semifinales a FAS. Su racha victoriosa se cortó en el duelo de vuelta donde Alianza igualó a medio gas por marcador de 0-0.

Uno de los méritos de Meléndez es haber revitalizado un vestuario caído en lo anímico y resolver de gran forma las series eliminatorias ante Once Deportivo y FAS pese a las bajas en el plantel. Si hay una palabra que podría definir su gestión en la primera y en esta segunda etapa como entrenador podría ser: pragmatismo.

Este domingo se cumplirán 1500 días desde que Meléndez perdió su primera chance de ser campeón en Liga Mayor como director técnico, asoma otra oportunidad para que pueda añadir el título que acarició cinco veces como futbolista de Alianza.

Será un trofeo especial, ni más ni menos, el primer campeón salvadoreño en medio de la pandemia ¿logrará consagrarse finalmente como estratega? Tendrá enfrente al mismo adversario intelectual que en la primera ocasión: el “Carucha”.

Corti, el maestro

En cuanto a Ernesto “Carucha” Corti, entrenador de Club Deportivo Águila, podemos decir que surgió futbolísticamente en las inferiores de Instituto en su natal Córdoba, Argentina.

En “La Gloria” el “Carucha” mostró su gran talento y capacidad por primera vez en 1983, jugó siempre como defensor y volante. Luego tuvo un paso breve por Villa Dálmine, volvió a Instituto y más tarde dio un salto enorme hasta Buenos Aires.

En 1986 lo fichó River Plate de Argentina. Ahí jugó por ocho temporadas y media con un paso de dos campañas en el Toluca.

Corti jugó en su primera campaña en el “Millo” con referentes de talla mundial como Nery Pumpido, Sergio Goycochea, Óscar Ruggeri, Patricio Hernández, Pedro Troglio, Néstor Gorosito, Américo Rubén Gallego, Claudio Moressi, Claudio Caniggia y Antonio Alzamendi en su primer año con el equipo de Núñez.

Para su último año en “La Banda” Corti coincidió con talentos como Juan Carlos Olave (artífice por cierto del descenso millonario en 2011), Germán “Mono” Burgos, Celso Ayala, Guillermo Rivarola, Juan Pablo Sorín, Matías Biscay, Sergio Berti, Leonel “Pipa” Gancedo, Matías “Pelado” Almeyda, Hernán Díaz ¡Marcelo Gallardo! Ariel “Burrito” Ortega, Leonardo Astrada, Santiago Solari, Enzo Francescoli, Pablo Lavallén y Hernán Crespo.

Arriba y el tercero de izquierda a derecha Ernesto “Carucha” Corti. Abajo, también el tercero de izquierda a derecha Rubén “Polillita” Da Silva. Foto: El Gráfico | Argentina

“Carucha” también jugó en Toluca de 1991 a 1993. Ahí se destacó por jugar casi la totalidad de partidos cada temporada y anotó ocho goles.

En su palmarés figuran tres torneos de liga en Argentina (89-90, 94 y 95) y una Copa Libertadores en 1996, todo con River Plate. En la temporada 89-90 coincidió curiosamente con Rubén “Polillita” Da Silva, prescisamente quien fuese su sucesor en el banquillo del Santa Tecla FC luego de dirigir al equipo perico.

Corti colgó los botines en 1998 con su querido Instituto de Córdoba y siete años más tarde empezó a dar sus primeros pasos como entrenador.

Inició en Rosario Central como entrenador del equipo Sub 20, más tarde fue auxiliar de Leonardo Astrada en Estudiantes de La Plata, su excompañero en el “Millo”. Ahí en el “Pincha” tuvo bajo su dirección a nombres como Mariano Barbosa, Mariano Andújar, Agustín Alayes, Rolando Schiavi, Federico Fernández, Christian Cellay, Leandro Desábato, Marcos Rojo, Marcos Angeleri, Germán Ré, Matías Sarulyte (hijo de Juan Andrés Sarulyte), Enzo Pérez, Rodrigo Braña, Juan Sebastián Verón, José Luis Calderón, Mauro Bosselli y Gastón Fernández.

Luego también “Carucha” estuvo como segundo entrenador de River Plate con el “Negro” Astrada y luego con Ángel Cappa. Ahí tuvo bajo su conducción a sus excompañeros en su etapa como futbolista: Ariel “Burrito” Ortega y Matías Almeyda. También orientó a otros notables como Germán Pezzella, Lucas Orbán, Facundo Quiroga, Mateo Musacchio, Andrés “Pelado” San Martín, Nicolás Domingo, Augusto Fernández, Roberto “Tucu” Pereyra, Diego Buonanotte ¡Marcelo “Muñeco” Gallardo! Rogelio Funes Mori, Mauro Rosales y Erik Lamela.

Tras su etapa en Núñez Ernesto Corti lo intentó con Cerro Porteño, Independiente Rivadavia, siempre en el rol de segundo entrenador. Luego llegó a Toluca como entrenador del equipo Sub 20 y también trabajó como como auxiliar.

En 2016 Corti llegó a Santa Tecla FC donde dirigió a Sebastián “Loco” Abreu. Con el “Loco” en el equipo perico ganó el Apertura 2016 y ya sin el charrúa consiguió también el Clausura 2017. En su primera final como DT Corti tuvo al “Loco” como protagonista en la remontada épica (2-3) ante los albos, mientras que en la segunda final el Tecla bailó al Alianza y lo goleó por 0-4. Fueron sus primeros títulos de liga como entrenador principal.

Para el Apertura 2017 la “mala suerte”, las fugas de talento en el plantel y las lesiones en talento humano clave le impidieron ser tricampeón nacional; Alianza desconoció al Tecla (4-1) y tras ello “Carucha” dejó el banquillo perico para ser auxiliar de nuevo en Toluca.

Ahí en el Nemesio Diez permaneció dos campeonatos mexicanos completos (17-18 y 18-19) como auxiliar de Hernán Cristante y Ricardo La Volpe. Para las siguientes dos temporadas Corti dejó de dirigir y no tomó ningún proyecto hasta que Águila tocó le tocó la puerta para este Apertura 2020 de Liga Mayor.

Corti tomó a un Águila con cuatro derrotas consecutivas y que despachó previo a su llegada a un compatriota suyo: Hugo Coria.

El debut de “Carucha” con Águila fue un 0-0 insípido ante Jocoro pero encadenó 12 partidos sin perder. Corti ya sabe lo que significa vencer al Alianza en el actual torneo y perdió un tan solo juego, ante Jocoro con un autogol de Nicolás Muñoz en la ida de semifinales.

De 14 partidos dirigidos el entrenador cordobés ganó nueve y le devolvió al Águila la grandeza perdida. “Carucha” buscará ganar su tercer título de liga en El Salvador, su aplicación, disciplina y sello ganador se ha visto en poco tiempo con los emplumados. En San Miguel sueñan con que Corti les devuelva la corona perdida.