SONDEO: Los futbolistas más leñeros en El Salvador

Los Provocadores le metieron pólvora al tema tras platicar con Ramón Fagoaga, ahora depende de ti escoger al rey de la leña

descripción de la imagen
Luis Anaya, a la derecha, se barre con todo contra Williams Reyes, en un partido entre Águila y FAS en 2013. / Foto Por Archivo

Por Roberto Leiva / Twitter: @RobbieRuud

2020-05-15 11:47:37

“Existen ‘chucos’, mal intencionados y marrulleros, hay que hacer diferencia entre estos ‘tipos’ de jugadores, no nos confundamos”, dijo un oyente este jueves en el programa de Los Provocadores. El arte de ablandar futbolistas, explicado maravillosamente por Ramón Fagoaga -exfutbolista de Atlético Marte y la Selecta- fue un arte popular que inspiró supervivencia a muchos profesionales del balompié en nuestro país.

Hoy queremos compartir algunos nombres que salieron a bailar, o más bien a serruchar, en la cancha de El Diario de Hoy. La gente se volcó a responder sin pensarlo dos veces ¿Cuál ha sido el futbolista más “chuco” que has visto jugar en la Liga Mayor de Fútbol?

La gente tiró varios nombres, y muy pocos se pusieron de acuerdo. La mayoría defendió lo que vio, mientras que otros no solo decidieron elegir tras ver, sino también exaltaron la brusquedad de sus elegidos por ser sus contemporáneos. Por ejemplo, la mayoría que nombró a “eminencias” setenteras u ochenteras no se movieron de la época para dar más nombres, mientras que los más contemporáneos no tenían ni idea de los auténticos pioneros.

Uno de los primeros nombres fue el de Luis Anaya, famoso por sus polémicas y pintorescas declaraciones. Anaya en un partido ante Guatemala llegó a proceder de tal manera que el color de la tarjeta se quedaba corto, pegó patadas como si su vida dependiera de ello. Ex FAS y ex Águila, probablemente uno de los últimos grandes expositores del juego mal intencionado.

Álvaro Lizama de Águila lucha por el balón ante Isaac Zelaya, de Firpo en el partido de vuelta de cuartos de final del Clausura 2018.

Otro nombre del nuevo siglo citado fue el de Edwin González, un bravo defensor del Firpo en la época del clan “Martínez”. González era un pelado y aguerrido zaguero quien se caracterizaba por barrerse en la cancha tantas veces como pudiese. También se le recuerda porque en algunas ocasiones para defender el balón en presión alta se mandaba unas técnicas previo a despejar de chilena, o a veces hacía esta última maniobra de una vez. Sus botines solían verse en el aire casi permanentemente.

Miguel “La Muerte” Estrada también salió entre los mencionados por los usuarios. Estamos seguros que el defensor firpense tiene un apodo tan específico, que no hace falta explicar nada. “La Muerte” pegaba y duro, según quienes sufrieron sus marcajes temerarios; él vivió en una época donde el arbitraje era mucho más permisivo en cuanto juego brusco. Parte de ese carácter llevó a Firpo a su primera corona.

Mira también:

Jugador de Primera vende lácteos durante la pandemia por Covid19

“Chino” Orellana ahora es emprendedor. Tiene su negocio de lácteos y también una floristería, sus bases para subsistir en plena pandemia por el coronavirus

Un favorito de muchos es Ramón Fagoaga, mundialista y dueño de una “escuela” que ya poco pudo trascender por disposiciones de la FIFA. El caso de Fagoaga es casi metafísico, y es que él analizó que ser brusco era parte del juego (porque se permitía) y porque también era una necesidad. Él está en contra rotundamente de aquel prejuicio sobre quien pega “es porque solo es sabe hacer”, cuando expuso claramente en Los Provocadores que era una manera de intimidar y parar al rival. Es decir, no se podía generalizar, a juicio de él, confundir la falta de técnica con las patadas. Todo un estudioso del marcaje.

Isaac Zelaya es otro de esos representantes contemporáneos no solo del juego fuerte y brusco, sino también de una escuela que se resiste a morir en el Oriente del país. Zelaya fue por años volante de marca y hasta defensor central, su falta de velocidad en carrera la compensaba con su dureza en las entradas. La pierna con la que busca quitar el balón al rival suele parecer un punzante aguijón; te picaba y chau, o el parte médico de tu equipo se aplicaba a fondo, o lo mejor era sacarte en camilla y luego a un centro asistencial.

Nelson “La Piocha” Rojas también fue llamado al “estrado” para ser declarado culpable de su complejo de gladiador. Rojas, cuentan, tenía una exagerada capacidad para ir al choque; una situación que hacer pensar que poco meditaba en las consecuencias de sus fuertes entradas. Este es otro futbolista que no hace falta explicar su apodo. Es mejor no imaginar si algún día se le ocurrió a la “Piocha” jugar con tacos de rosca metálica. Su dureza de espíritu bien pudo haberle llevado a jugar “Calcio Fiorentino”. Terrorífico.

La lista se extiende: Mardoqueo Henríquez, Mario Elías Guevara, Henry Romero, “Apache” Guevara, “Rastra” Escobar, “Rata” Benítez, Adán Reyes, Walter Guevara, Óscar Navarro y muchos más. ¿Quiénes hacen falta en esta lista? Llena la encuesta, te leemos en los comentarios.

No te pierdas:

El beso de Messi y Antonela, en el nuevo video de Residente, derrite las redes

La pareja es una de las protagonistas del sencillo más reciente lanzado por el rapero puertorriqueño. Pero no son los únicos del deporte