Ernesto Allwood: ???La formación de jugadores no es un buen negocio???

El empresario, presidente de la Primera División desde diciembre pasado, charló a fondo con El Diario de Hoy sobre diversos temas de nuestro fútbol, desde Eduardo Lara hasta la Copa El Salvador

descripción de la imagen
Ernesto Allwood (derecha) es presidente de la Primera División desde finales del año anterior. / Foto Por Primera División de El Salvador

Por Carlos López Vides | Twitter: @celvides

2018-02-01 6:00:02

“Nunca jugué fútbol. Yo jugaba básquetbol”. Así de honesto fue Ernesto Allwood en la plática de casi una hora con El Diario de Hoy, donde el presidente de la Primera División de Fútbol abordó varios problemas de fondo en nuestro deporte rey.

Aficionado albo desde los ocho años, y miembro de la dirigencia del equipo en los últimos 16 (en buena parte por su gran amistad con la familia Sol Meza), el empresario y licenciado en gerencia industrial sorprendió con declaraciones como el titular.

Canteras

EDH: En otros países, formar jugadores desde las fuerzas básicas es una industria, porque luego los venden a clubes en el exterior y recuperan la inversión. ¿Por qué aquí no?

Aquí sí hay canteras, tenemos Sub-17, Reservas y el equipo mayor. Se está planeando una Sub-15. El esfuerzo de los clubes sí se hace, pero la obligación de la formación debe de recaer en el fútbol aficionado, en las escuelas de fútbol. Ahí es donde se forman los jugadores, desde 8 o 10 años. Hay escuelas que proyectan mucho mejor a sus jugadores, y que los están potenciando cada vez más. Pero no es obligación de un club hacer esto.

Pero, ¿por qué vemos que los grandes clubes como Real Madrid, Boca, Bayern, Barcelona, etc., sí apuestan por la formación de jugadores desde edades tempranas?

Porque tienen los recursos.

Entonces es un tema de falta de recursos, no que el modelo no funciona.

Pero al final, en el equipo mayor (de esos clubes extranjeros) la mayoría de los jugadores no vienen de sus canteras.

Pero vienen formados de las canteras de otros equipos. Y los canteranos propios que no llegan al equipo mayor, los venden a otros clubes. Sí funciona, es una industria.

Pero el negocio ese no creo que sea tan bueno. De hecho, hemos tenido experiencias aquí, como FESA. ¿Cuántos jugadores hay (en ligas extranjeras)? ¿Y cuánto se ha gastado ahí? No, no es un negocio. El negocio debe ser que la formación de los jugadores comience en una etapa temprana a través de las escuelas de fútbol, colegios, en sus actividades deportivas, en intramuros y una serie de cosas que hay que trabajar. Pero lo tenemos que ver a nivel país, no sólo a nivel clubes. Si no, toda la responsabilidad es sólo para la Primera.

Sin embargo, en el área hay casos como Municipal de Guatemala, Saprissa de Costa Rica, etc. ¿Por qué ellos sí le están apostando a este modelo, con canteras? No es solo que se apoyan en la escuela de fútbol del barrio o cantón.

Pero sí lo hacen, ahí comienza. En todas partes comienza ahí, no comienza con el club. Los clubes llegan a buscar a estos jóvenes en las escuelas donde se están desarrollando, y dicen ???hey, a este jugador me gustaría tenerlo aquí’. Y lo terminan de formar.

Eso, lo terminan de formar. Ese eslabón es el que le preguntamos, porque la Primera División no forma a ese nivel en todos sus equipos.

Ese eslabón existe, porque la Sub-17, la Sub-15, la Reserva, es eso. Pero eso pasa en Primera División. ¿Qué hace la Segunda? No tienen reservas ni Sub-17. ¿Y qué pasa con la Tercera? Tampoco tienen. Entonces, el bolado es que tenemos que hacerlo todos. Porque si sólo lo hace uno, no funciona.

La Primera División de fútbol aceptó el reto de mejorar sus estadios

Dirigentes de la Liga Mayor de Fútbol dijeron que pondrán manos a la obra, luego del reportaje gráfico de El Diario de Hoy

Relación con la Fesfut

Cuando usted toma la presidencia de la liga, llegó en un momento duro en el trato con la Fesfut. ¿Ya limaron asperezas?

Mi primera gestión, al día siguiente de que habían nombrado, fue llamarlos, y decirles que mi intención no era hacerles difícil la vida a ellos, pero que también ellos no me la estuvieran haciendo difícil a mí. Yo lo que buscaba es trabajar en la liga, con una armonía, que nos pudiéramos llamar por teléfono, tener esa comunicación. Tuve una muy buena recepción. En la práctica, no han habido choques. Sí hemos sido críticos con las cosas que no nos parecen. Caso específico, el profesor Lara.

¿Por qué no estuvieron de acuerdo con la salida de Lara?

Por el proceso. Cortar un proceso nos lleva a volver a empezar con una nueva idea de alguien más. Además de que existía una excelente relación del técnico con los jugadores y las ligas. Usted lo ha visto en las protestas y hasta insultos de los jugadores hacia la federación en este tema. Ahora estamos sin entrenador, no tenemos a quien confiarle nuestros jugadores en una Selección, y tenemos seleccionados que se resisten a estar en la Selección también.

Mejoras en los Estadios

Los escenarios de la LMF urgen de mejoras. Usted dijo que tienen un plan. ¿Nos puede dar detalles?

Trabajé hace algunos años un plan estratégico del fútbol nacional. Ahora que llegué a la liga, les comenté a todos los presidentes y representantes sobre este plan. Hoy se está volviendo cada vez más cerca una realidad la licencia de clubes, que también exige una serie de cosas que están incluidas dentro de este plan.

Hay cosas muy sencillas que se pueden hacer en los estadios, no sólo para cumplir con los requisitos para la licencia, sino para cumplir con las expectativas de la gente. No sólo en la cancha, el pasto y cuido que debe tener; sino las graderías, la visión de los espectadores hacia la cancha, las luces, los baños, los camerinos, los ingresos…

Visto así, ya no parece algo sencillo como mencionaba. Son muchas mejoras, mucha plata necesaria para hacerlas.

El Cuscatlán hizo una remodelación. Si no comenzamos a trabajar ya en las cosas que no tengan los demás, vamos a estar muy mal. Cosas sencillas. Por ejemplo: el Quiteño tiene un problema, le pusieron mucha arena, y los jugadores se quejan. Eso se puede arreglar, y entiendo que lo van a hacer. El problema de las luces es algo que se puede solventar, y creo que la alcaldía ya tiene un proyecto para hacerlo. En el área de sol general para la visita no hay baño. ¿Qué puede costar hacer un baño? 600 pesos, una cosa así. No es tan complicado. En platea no hay luz en los baños, y los juegos se hacen en la noche. Son cosas bien sencillas que se pueden arreglar. En otros lugares hay problemas mucho más grandes, sin duda. Pero si lo vamos haciendo poco a poco, lo vamos a ir arreglando en el término de uno o dos años.

Ernesto Allwood, junto a José Vidal Hernández. Foto / Primera División

Los equipos, sin embargo, dicen que no tienen dinero para hacer todas esas mejoras.

Hay cosas que no se necesita una gran cantidad de plata.

¿Qué piensa, como presidente de la liga, que hay clubes con décadas de existir, pero no tienen un estadio, o al menos cancha para entrenar?

En San Salvador es mucho más difícil la construcción de un estadio. Y sí, en tiempo de la directiva de los Sol Meza, sí tuvimos un par de proyectos. Fue hace 10 o 12 años, tuvimos conversaciones con gente que hace estadios, pero es un proyecto bastante caro.

¿Qué tal si no inician con un estadio, pero al menos sí tienen una cancha propia para que el equipo entrene?

Nos ha dado mucha comodidad también el hecho de tener una acuerdo con Edessa, en el caso de Alianza. Ese convenio nos ha dado la comodidad de no tener que recurrir a la construcción de un estadio propio, y ahí entrena también el equipo.

El Perfil

Nombre: Ernesto Allwood Lagos.

Data: San Salvador, 30 de septiembre de 1954.

Cargo: Presidente de la Primera División.

Trayectoria: Ha formado parte de directivas del Alianza en distintos cargos, en los últimos 16 años, tanto en la ONG propietaria como en la directiva deportiva del equipo blanco. Es licenciado en Gerencia Industrial, y ha recibido distintos cursos de administración y gestión deportiva en EE. UU., Guatemala y El Salvador, incluidos varios de FIFA.

¿Y los equipos de la liga no tienen un plan para hacerse de su propia cancha?

Las alcaldías en los lugares donde existen equipos de fútbol tienen infraestructura. Lo que tenemos que hacer es adaptarles para que cumplan con los requisitos y reglamentos, y con las expectativas de la gente. Es como FAS: el estadio es de la alcaldía. O el Barraza. Se ha logrado que el Indes, el Gobierno central y la alcaldía preparen proyectos para las mejoras de esos campos y escenarios deportivos.

Violencia

Después de lo ocurrido en el último Firpo-FAS y otros incidentes similares en el pasado, ¿qué medidas ha tomado la liga?

Hemos trabajado con los delegados de seguridad en todos los equipos, y nos reunimos con la gente de Segunda y Tercera para hablarlo. Hemos incrementado los esquemas de seguridad. Muchos de ellos ni siquiera los podemos dar a conocer. También ha habido un esfuerzo de las barras de los equipos más importantes, que se han estado hasta reuniendo ellos, preocupados por este tema.

Se ha hablado de identificar a los violentos y sacar del fútbol a esos pocos que dañan el espectáculo.

Claro, es parte del esfuerzo que se está haciendo. También la Policía y la UMO tienen mucha información de todo esto. El no permitir el ingreso de personas ebrias al estado, de identificar a las personas violentas y tratar de no darles ingreso. Se trabaja en eso todo el tiempo.

Entre los miembros de las barras se conocen, saben quiénes llegan a alentar sanamente y quiénes no.

(Interrumpe) Sí, y son ellos los que están ayudando a depurar, dentro de las barras, a las personas que no les conviene a ellos mismos tener.

Primera División se pronunció ante los incidentes entre hinchas de FAS y Firpo

Este lunes la Primera División comunicó sobre medidas a tomar, entre otros detalles relacionados con la violencia en el fútbol

¿Se están autodepurando las barras, entonces?

No es que se estén autodepurando, están identificando a las personas que les hacen quedar mal a ellos mismos.

Pongamos un ejemplo hipotético. Digamos que la misma barra del Audaz identifica a cinco tipos violentos en sus filas, y ponen carteles con sus rostros en el estadio, para que no los dejen pasar…

Eso es muy difícil. Si usted no ha hecho nada, que lo acusen de algo así nomás… yo puedo ir a poner una fotografía suya porque me cae mal, y decir que usted ya no entra a los estadios. Tenemos que tener mucho cuidado con las decisiones que se toman. Estoy seguro que en las aficiones más pequeñas también es mucho más fácil; pero cuando llegan 8 mil personas o 10 mil al estadio, tratar de identificar a una persona es bien difícil.