“Centennials”, los niños de hoy que cambiarán nuestro mundo digital

Los nacidos a partir del 2000 comienzan a marcar tendencias al tener una mentalidad de “consumo cuando quiera”, ser más pragmáticos y darle especial valor a lo genuino.  Consumidores del futuro aún son considerados como niños pero con buena proyección laboral, al verse como hermanos menores del grupo de la generación de los Milennials.

descripción de la imagen

Los Centennials también están concibiéndose como la generación de consumidores virtuales

/ Foto Por elsalv

Por Vanessa Linares Negocios@eldiariodehoy.com

2016-09-08 8:00:00

Aún son niños pero nacieron con el chip digital, dominan instrumentos tecnológicos y se estima que enseñarán con naturalidad cómo es el mundo tecnológico a las generaciones anteriores.

Son los “Centennials”, el primer grupo que, por su relación digital y forma de conectarse, cambiarán los hábitos de consumo, de comunicación y de convivencia global.

El consultor en comunicación digital, Rogelio Umaña, explicó que la Generación Z, también llamada Centennials por haber nacido al inicio de un nuevo siglo, a partir del 2000, es la primera que tiene un activo trascendental qué compartir, pero que aún no despierta la atención del resto.

“Ellos van a entrar conociendo el mundo que nosotros, los de otras generaciones, aún estamos intentando conocer. Es una generación que realmente sabe una nueva forma de hacer las cosas”, indicó Umaña. 

Según el analista, aunque son considerados niños, los Centennials muestran características similares a las de los Millennials (los nacidos entre 1980 y 1999), al menos a los más jóvenes de este grupo. Entre ellas, el gusto por las redes sociales, el internet y dispositivos electrónicos sincronizados. 

Sin embargo, los menores de 18 años comienzan a marcar tendencias al identificarse  como un individuo de mentalidad de “consumo cuando quiera”. Es decir, aquellos que consiguen lo que quieren, cuando lo quieren y no tienen que esperar la transmisión de  un nuevo capítulo de una serie o de tener dinero para comprar una suscripción porque, si quieren, la buscan en internet. También, dijo el consultor, porque son más pragmáticos al buscar todo en la red. 

Los analistas han observado que los Centennials valoran lo genuino más que las imágenes posadas o productos fabricados en masa. “Ellos solucionan todo buscando en Google. Youtube es la plataforma que los define. Es una generación orientada a lo genuino, por eso les gustan los youtubers (individuos que hacen videos y los publican en la red social), los sienten cercanos, que podrían ser ellos”, añadió.

Los Centennials también están concibiéndose como la generación de consumidores virtuales, incluso más que los Millennials. Saben y entienden la metodología de compras en línea de aplicaciones, juegos, música, etc. porque su percepción del valor también es digital.

Ambos grupos nativos de internet se diferencian porque los Millennials prefieren unirse y crear comunidades contra cosas del sistema que no les gustan; en cambio, los más jóvenes,  innovan y crean sus propios sistemas, crean contenidos y canales de comunicación virtual, entre otros.

Asimismo, a modo comparativo, la visión del éxito para las dos generaciones también es diferente. Mientras que los Centennials son más pragmáticos y dan prioridad a la influencia social que pueden conseguir, los Millennials insisten en la arraigada relación entre éxito profesional y resultados económicos.

Aporte todavía no se ve

A pesar de ser los consumidores del futuro, Umaña consideró que la Generación Z no está siendo valorada. 

Aseguró que actualmente el debate se mantiene en los Millennials, que apenas han podido tipificarse según su cercanía al contexto global como: el conectado (en función de utilidad), el idealista (busca generar un cambio), el “techie” (participativo), el de la vieja escuela (prefiere la tradición) y el limitado (está en la red por supervivencia).

Los Centennials son “una generación que tiene mucho por enseñarnos y que estamos descuidando. Estamos muy preocupados por los Millennials y estos ya llegaron, están trabajando con nosotros”, dijo el consultor. 

Por ser un periodo de tiempo tan corto, Umaña explicó que aún no es posible clasificar a los Centennials, los mayores aún son adolescentes.

También aclaró que más allá del interés comercial y el provecho que pueda sacársele a los Centennials, el resto de generaciones debe interesarse en promover un intercambio fundamental para el futuro. Es decir, enseñarles valores que no se aprenden de las máquinas: pensamiento crítico, madurez y oportunidades, por ejemplo. “Es tener la valentía de aceptar que nos van a enseñar, y proveerles herramientas para que administren lo que saben”, dijo el también creador de Gorileo.com.

Según el comunicador, cada grupo generacional se convierte en target de las empresas cuando tiene capacidad adquisitiva o influencia en la decisión de compra. 

Por eso, señala, es fundamental para las compañías y distintas organizaciones, monitorear el comportamiento y hábitos de consumo.

Clima laboral

El consultor agregó que por cómo se mueven las tendencias, ambas generaciones lograrán buenas relaciones laborales. Destacó que las expectativas de trabajo de los Millennials son completamente positivas porque estos serán los jefes de los Centennials, a quienes ya consideran como hermanos menores. “Muchas de las características de los Millennials las tienen los Centennials. Van a tener muy buenas relaciones, van a trabajar en equipo”, explicó.

Para el consultor, quienes tendrían más complicado el puente de comunicación con los más jóvenes, son los de la Generación X. “Los que vamos a estar fregados somos los de Generación X para arriba, porque somos muy diferentes a ellos”, indicó Umaña.

Los X o antecesores

Se denominó Generación X a aquél grupo de individuos nacidos entre 1965 y 1979.

Son aquellos inmigrantes digitales que estuvieron en el nacimiento de las computadoras e internet y que han vivido desde la televisión en blanco y negro, pasando por el Pacman, la entrega a domicilio y el iPod.

Pese a ser perceptivos a dispositivos digitales y lograr estar medianamente conectados a la red, no generan un apego excesivo. Pueden tener celular y redes sociales como Whatsapp y Facebook pero no se sienten comprometidos a la revisión periódica. Valoran más la capacitación y el balance entre trabajo y vida personal. 

Umaña estimó que el próximo cambio generacional tomará al menos 10 o 15 años más, cerca de 2025 o 2030.

En ese momento los Millennials serían un grupo de mayores de 50 años y los Centennials adoptarían un papel de instructores del nuevo grupo.  

Esta nueva clasificación estaría ligada a un gran cambio tecnológico y cultural, resultado de la relación entre los Centennials y Millennials. “Es muy pronto para decirlo, ni la Generación Z tiene nombre acuñado. No sabemos quiénes serán pero deberíamos adaptarnos”, concluyó Umaña.